3/3/08

LA DOMESTICACIÓN DE LOS ANIMALES





El Neolítico y la revolución agrícola, el inicio de la transformación ecosistémica
La fase anterior duró desde hace unos dos millones de años hasta los 10.000 y la población humana se componía de unos 4 millones de personas. En la fase nueva, en el que los modos de satisfacción de necesidades cambiaron y cambió también el modelo de interacción del ser humano con su entorno, la población incrementó hasta unos 5 millones, hacia el año 5.000 a.d.C. A partir de aquí su tasa de crecimiento aumentó hasta llegar a los 50 millones hacia el año 1000 a.d.C .a) La aldea como primera estructura del asentamiento humano La transición de la cueva a la aldea, y de ésta a la ciudad se podría analizar desde el punto de vista de la sucesión ecológica, pero también de la evolución de la tecnología del hábitat y de las herramientas, y de la evolución de las actividades primarias. La unidad básica, según algunos autores (ver una explicación diferente en el Capítulo V), de la organización económica y social de las primeras comunidades agrícolas fue la aldea de labradores, que estaba constituida por un número de familias que oscilaba entre diez y cincuenta y una población total de entre cincuenta y trescientas personas . En todas partes las aldeas conforman un pequeño conglomerado de familias, cada una con su propio hogar, su propio Dios doméstico, su propio altar, su parcela propia para los entierros, dentro de la casa o en algún cementerio colectivo. Si hay una división del trabajo, se trata de una división sumamente rudimentaria, determinada más por la edad y la fuerza que por una actitud vocacional. En la aldea se estabilizan las relaciones que configuran el sistema social humano, tanto como la estructuración física del espacio, la estructuración social de costumbres, relaciones y jerarquías entre individuos. La costumbre y la tradición en las aldeas eran interpretadas por un consejo de ancianos, gobernaban las relaciones entre los miembros de la comunidad. Sin duda se reconocía la propiedad privada de utensilios, armas y adornos, pero probablemente la propiedad de tierras y ganado era colectiva. Aunque en cada aldea algún individuo o individuos gozasen de una situación especial por su sabiduría, fuerza o valor se cree que no habían clases privilegiadas u ociosas, el trabajo lo dictaba tanto la tecnología como los recursos existentes .Con todo, la estructura embrionaria de la ciudad ya existía en la aldea. Tanto la casa como el altar, la cisterna, la vía pública y el ágora – que no era aún un mercado especializado – se configuraron inicialmente en la aldea . La aldea era el espacio donde se forjaban las costumbres, se transmitía el pasado y la tradición y se veneraba el conocimiento de la ancianidad, también se inhibía el cambio.Hacia el 6000 a.d.C. se había completado la primera fase de la transformación de la sociedad humana en el suroeste de Asia y la vida sedentaria se estaba convirtiendo en norma, ésta transición fue transferida a otras regiones extendiéndose gracias a la combinación de los nuevos grupos que adoptaron la agricultura y del traslado a zonas nuevas de colonizadores que ya la practicaban . Algunas especies domesticadas como el caballo (3000 a.d.C.) fueron claves en la expansión de estos pueblos.Hace unos 5000 años a.d.C. Mesopotamia estaba ocupada por comunidades con una cultura bastante uniforme. Casi todos estos asentamientos eran pequeños pueblos o aldeas repartidos por todo el paisaje . b) La relación con el entornoLas aldeas se supone no modifican excesivamente el entorno hasta que se convierten en ciudades. La domesticación de animales y la selección de cultivos generaron una especie de selección natural de unas especies más favorables a los humanos sobre otras lo que supone el primer paso de las modificaciones ecosistémicas de la humanidad.El período mesolítico marcado por la disponibilidad de alimentos, mediante la conservación (salados y ahumados), recolección (siembra de vegetales y reproducción de frutales) y la domesticación de animales, serían el elemento determinante para la permanencia en el mismo territorio de las colectividades humanas. Esta larga transición ecológica se puede entender mejor abandonando toda idea de una distinción clara entre recolección y la caza por una parte y la agricultura por otra. Habrían de verse como una parte de un espectro de las actividades humanas de diversos grados de intensidad orientados a la explotación de los ecosistemas .El tránsito recolector y cazador, al agrícola y ganadero, plantea la creación de los primeros ecosistemas al servicio de la humanidad, podríamos llamarlo el dominio incipiente de la biotecnología. El uso del fuego, y el incremento de la capacidad aniquiladora del ser humano también generaron impactos ambientales en esa época. Aunque hay alguna evidencia de intentos realizados por algunos grupos para no agotar la caza, hay muchas más de caza incontrolada e incluso de extinción de especies... El efecto de la caza empeoró con la tendencia de los cazadores a concentrase en una especie excluyendo a otras . El cambio climático del último período glacial y la presión sobre algunas especies ejercida por la caza llevó incluso a la extinción de muchas de ellas.Una vez iniciadas las constricciones del ecosistema natural, mediante la acumulación de materiales, la diferenciación espacial del asentamiento y la selección de especies animales y vegetales favorables a la alimentación del ser humano, también se estabilizan las restricciones del comportamiento humano, mantenidas por grupos sociales que detentan el mantenimiento de dichas costumbres, y que normalmente se componen de las personas de más edad del grupo. También el perfeccionamiento tecnológico en las herramientas permitió al ser humano con este modelo de vida expandirse por todo el mundo y sobrevivir en territorios en los cuales las condiciones ambientales no eran las mas adecuadas. Europa fue también una de las áreas que contempló un significativo avance de la tecnología humana con la aparición de nuevas técnicas en la fabricación de herramientas y también con el uso de nuevos materiales... El número de tipos de herramientas de piedra que se fabricaba aumentó de seis a ochenta... Hasta hace unos 40.000 años, las herramientas solían ser de gran tamaño – sobretodo las hachas de mano – con una inversión mínima de tiempo y esfuerzo en su fabricación. A partir de esta fecha se empezó a dar más importancia a la fabricación de cuchillos muy finos de dos caras, y aún más tarde hace 20.000 años, de pequeñas cuchillas usadas como puntas para los proyectiles . Esto permitió al ser humano sobrevivir en las zonas glaciares europeas.La sedentarización y la especialización del trabajo produce como paso siguiente el desarrollo del comercio.

EN:
El potencial de sostenibilidad de los asentamientos humanos
Josep Antequera